Adopción de la Inteligencia Artificial (IA) en la contabilidad y los impuestos.

La IA en la planificación fiscal y la ejecución contable. Una alternativa para aumentar la eficiencia, la productividad y la precisión. Comprender el funcionamiento de la IA, racionalizar los procesos de datos y prepararlos para la integración son el inicio de la adopción.

Otros Artículos de Interés:


3 consideraciones para empezar en la adopción de la Inteligencia Artificial (IA) en la contabilidad y los impuestos.

La planeación de impuestos y la contabilidad necesitan aprender los pasos básicos de cómo empezar con la IA, centrándose en la comprensión de la IA, la racionalización de los procesos de datos y la preparación de sus datos para la integración de la IA.

En una era en la que la tecnología sigue evolucionando a un ritmo inimaginable, la inteligencia artificial se ha convertido en una herramienta transformadora en casi todos los sectores, incluido el fiscal y contable. La integración de la IA en los procesos fiscales no sólo promete aumentar la eficiencia, sino también proporcionar información más profunda y mejorar la precisión. Sin embargo, el camino para aprovechar eficazmente la IA, y especialmente la IA generativa (GenAI), en la profesión fiscal puede parecer desalentador para muchos.

Paso 1: Entender la IA y la GenAI

Lanzada a finales de 2022, GenAI se convirtió en el software revolucionario más comentado a lo largo de 2023, aunque las iteraciones anteriores de IA simple habían estado presentes en nuestras vidas personales y empresariales de forma tangencial, la introducción de GenAI en la corriente dominante puso de relieve un uso más avanzado de la IA. Para los departamentos y profesionales fiscales, el conocimiento de la IA en su proceso de trabajo, si es que existía antes, era insignificante y para cualquiera que hiciera clic en cualquier artículo con IA en su título, tanto la IA como la GenAI parecían ser presentadas como salvadora y herramienta ahorradora de tiempo para muchos profesionales.

Para los departamentos fiscales, entender cómo la IA y la GenAI aumentarán y, en muchos casos, resolverán los desafíos a los que se enfrenta la profesión fiscal, como las presiones para contratar y retener a los mejores talentos, los departamentos y las empresas que carecen de recursos suficientes y mantenerse al día con el cumplimiento. Para entender la IA y la GenAI en el contexto del flujo de trabajo fiscal, es necesario comprender qué pueden hacer estas tecnologías avanzadas y qué problemas pueden resolver en el trabajo fiscal y contable, y lo que es igual de importante, qué no pueden hacer y qué problemas no pueden resolver.

Entre las empresas y sus departamentos fiscales, la IA ya se utiliza para diversas tareas, como la automatización de la introducción de datos y la clasificación de documentos fiscales. Con GenAI, estas tareas pueden ampliarse para incluir, por ejemplo, la asistencia en la predicción de obligaciones fiscales y el apoyo en la toma de decisiones para la planificación fiscal. Los profesionales de impuestos que deseen comprender mejor qué pueden aportar la IA y la GenAI a su trabajo deben buscar recursos adaptados específicamente al uso de la IA en las finanzas o lo tributario, ya que les proporcionarán los conocimientos más relevantes.

Paso 2: La calidad de los datos

Antes de que la IA y la GenAI puedan aplicarse eficazmente, los profesionales fiscales y los jefes de equipo deben considerar el estado de los datos de su organización. ¿Cómo se han gestionado, o no se han gestionado? ¿Dónde se almacenan? ¿Cómo se accede a ellos? Y, por último, ¿cuál es la calidad de esos datos?

Los datos con los que trabajan la mayoría de los departamentos fiscales internos proceden de diversas fuentes de la organización, como estados financieros, facturas, recibos y registros de nóminas. Una vez conocidos los datos disponibles, es necesario racionalizarlos.

La racionalización de los procesos de datos mediante el aumento de la automatización y su posterior aprovechamiento a través de la integración de sistemas, como el uso de un programa de planificación de recursos empresariales (ERP), puede ser extremadamente beneficiosa. Si en la empresa existe un ERP o algo similar (casi todas las empresas utilizan al menos un programa de este tipo), los equipos fiscales deben investigar cómo el departamento fiscal puede acceder a él e incorporarse a él. El uso de este proceso permitiría que los datos fluyeran sin problemas entre los sistemas sin necesidad de intervención manual, reduciendo además los errores y ahorrando tiempo.

Paso 3: Preparar los datos para la IA

Sea cual sea el camino que se emprenda para iniciar la capacitación tecnológica en IA y GenAI de un departamento de impuestos, una cosa está clara: los sistemas de IA requieren datos seguros, estandarizados y limpios para funcionar correctamente. Basura dentro, basura fuera es un adagio común en la ciencia de datos, y su énfasis en la importancia de la calidad de los datos es especialmente adecuado en este caso. Los datos imprecisos o incoherentes pueden dar lugar a resultados incorrectos de la IA, lo que puede resultar costoso tanto desde el punto de vista reputacional como financiero.

Para preparar los datos de una organización para la IA, hay que empezar por aplicar prácticas de limpieza de datos para eliminar errores e incoherencias. Esto puede implicar la estandarización de los formatos de datos, la corrección de imprecisiones y la eliminación de registros duplicados. También es importante establecer políticas de gobernanza de datos para mantener la calidad de los datos a lo largo del tiempo.

La seguridad de los datos es otro aspecto crítico de la preparación de los datos para la IA. Los datos fiscales son sensibles y deben tratarse con el máximo cuidado para cumplir con normativas como el Programa de Protección de Datos (PPD) y las normas del estatuto tributario, asegúrese de que los sistemas de IA cuenten con medidas de seguridad sólidas para protegerse contra las violaciones de datos y el acceso no autorizado.

Emprender el camino de la integración de la IA en los procesos fiscales es un movimiento estratégico que puede reportar importantes beneficios. Al educar al equipo tributario interno y a los profesionales tributarios externos sobre IA y GenAI, agilizar los procesos de datos y garantizar que cualquier dato que se utilice esté preparado para la IA, los profesionales y los departamentos tributarios pueden sentar las bases para una implementación exitosa de la IA dentro de su trabajo tributario. Recuerde, el campo de la IA y GenAI está en continua evolución, por lo que mantener una cultura de aprendizaje y adaptabilidad es esencial para mantenerse a la vanguardia en el juego.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Webinar: Mitos y Leyendas de los Saldos a Favor 2024

25 de Julio de 2024 - 10:30am

Inscribirse al Webinar Gratuito
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarle?