Cinco megatendencias que están transformando el sector financiero en Colombia

AUDITORIA INTERNA DE SISTEMAS DE GESTIÓ
12 marzo, 2018
CYBERSEGURIDAD
13 marzo, 2018

En el sector financiero y más exactamente en el de los bancos y entidades crediticias, hablar de transformación digital ya no es un asunto de preparación y futuro, sino de realidad y del ahora.

Según IDC, en 2018 y a nivel mundial, los bancos invertirán más de 2,2 billones de dólares en Big Data y Analytics (dos de las soluciones que se requieren para una transformación exitosa), la mitad de los grandes bancos lanzarán al menos cinco aplicaciones para mejorar la experiencia de sus clientes, una cuarta parte hará uso de soluciones de microlocalizaciones para ofrecer nuevos productos y ofertas a sus clientes y casi esta misma cantidad recurrirá a tendencias como las de cloud, inteligencia artificial y blockchain para innovar y lanzar propuestas diferenciadas al mercado.

SAS, la compañía pionera en soluciones de negocio basadas en analítica y que trabaja con la mayoría de las grandes entidades financieras listadas en Fortune, reveló las cinco megatendencias que ya están transformando el sector financiero en Colombia. “Ya no se trata de la teoría, de lo que puede pasar o de cómo las soluciones pueden impactar. Estas cinco megatendencias, que ya están siendo probadas con éxito, demuestran que la transformación ya es una realidad en países como Colombia”, destacó Gustavo Gutman, country manager para Colombia de SAS.

Son tendencias que están relacionadas con tener mejor información para tomar decisiones, fuentes alternas para la generación de ingresos, nuevas maneras de crear productos e incluso novedosas formas de financiar proyectos y asegurar crecimientos en el corto plazo. Estas son las cinco megatendencias que ya están transformando al sector financiero en Colombia, según SAS:

  1. El valor de la información

El aprovechamiento de los datos para tomar mejores decisiones de negocio siempre ha sido una preocupación en las organizaciones, financieras o no. Es por esto que las antiguas soluciones de inteligencia de negocios y más recientemente las de analítica han sido pilar fundamental a la hora de las definiciones por parte de los tomadores de decisión. Pero hoy en día, eso ya no es suficiente: la analítica avanzada es la que tiene mayor valor.

“En la actualidad, la analítica avanzada permite hacer esos cálculos más precisos a través de ecuaciones estructurales, que lo que hacen es recoger toda la información de contexto y medir todas las variables para construir hipótesis de negocios. Se maneja, por ejemplo, información macroeconómica pero también variables como cuánto tiempo pasan, en promedio, los colombianos navegando en redes sociales durante su trabajo, cuántos paros hay en un año o cuánto es el impacto del mundial de fútbol en el trabajo, esto se relaciona con temas de productividad y nos permite generar más información y establecer correlaciones para tener mayor calidad en proyecciones como las del crecimiento de un país”, explicó Gutman.

  1. Medición y comercialización de la huella de carbono

La huella de carbono (o la cantidad de emisión de gases de efecto invernadero que una compañía está produciendo) ha empezado a convertirse en un gran atractivo para las organizaciones, especialmente cuando se piensa en innovadores modelos de financiación y generación de nuevos ingresos.

“Estamos viendo que ya no solo la medición o producción de la huella del carbono es importante, sino que cada vez se hace más relevante su comercialización. Una importante compañía de alimentos en Medellín ya lo vio así: invirtió en la implementación de un sistema de aprovechamiento de su huella de carbono y el primer año ya tuvo ingresos por este concepto pagando la inversión realizada”, precisó Gutman.

  1. Financiación exprés por redes sociales

Latinoamérica se proyecta como un importante hub en materia de Fintech y Colombia no se queda atrás. El secreto de las startups del sector financiero está en que tienen mucha más flexibilidad para innovar que los bancos tradicionales. Un producto, original de las fintech, pero que ya están adoptando los bancos tradicionales (a través de ellas o de sus propios desarrollos) es el de la aprobación de créditos o asignación de cupos con análisis de comportamiento de los usuarios en las redes sociales.

“La gente se pregunta cómo es que funciona esto y en realidad es muy fácil. Se han establecido correlaciones entre el comportamiento de las personas en redes y sus hábitos de pago. Por ejemplo, una persona que comparte cierto número de veces la música que escucha es propensa a demorarse más en sus pagos; quien no pone su foto de perfil tiene 9 veces más probabilidades de no pagar; tener dos o más perfiles en una misma red aumenta las posibilidades de no pago 21 veces; y no compartir su ubicación o no decir que ha estado en un lugar, sube las probabilidades de no pagar 43 veces. Son patrones de comportamiento que permiten asignar nuevos score de pago y con base en ellos asignar créditos o productos financieros. Eso ya lo están haciendo varios bancos y entidades en el país”, estableció Gutman.

  1. Patentes de Blockchain

Decir que Blockchain cambiará la forma en que se hacen las transacciones comerciales en el mundo ya está más que repetido. La forma de saber que Blockchain verdaderamente transforma la operación de las entidades financieras está en las patentes que de este tema se registran o solicitan en el mundo. En 2003 se solicitaron tres de estas patentes, mientras que en 2017 se solicitaron 11.

“Lo que deja ver este tema de patentes es que se está haciendo a través de consorcios. En América Latina ya hay dos consorcios establecidos: uno en Argentina y el otro en Brasil. Hay un tercero que está en proceso de establecerse en México. Son estos países los que están dominando este tema en la actualidad, pero es cuestión de tiempo para que llegue a Colombia”, explicó sobre este tema Gutman.

  1. No más financiación de activos

Hasta ahora, en el mundo financiero los análisis de inversión o de capacidad de pago para crédito o acceso a sistemas de financiación se hacían con base en los activos o bienes inmobiliarios que pudiera tener una empresa u organización. Con toda la revolución de las fintech, esto ha cambiado. Ahora se están viendo modelos en los que las startups no recurren a los modelos tradicionales de financiación para arrendar o comprar una oficina sino que buscan espacios que puedan estar desocupados (por ejemplo hangares o zonas francas) y les proponen a sus propietarios tener alguna participación en su negocio a cambio de dejarlos operar desde allí.

“Esto mismo se está viendo con el tema de las monedas virtuales o criptomonedas. El modelo ya no es el tradicional y cada vez se recurre más a estos sistemas”, concluyó Gutman.

 

FUENTE: Unipymes.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish